Aprenda a restaurar sus muebles de mimbre

restaure-muebles-mimbre

Hoy en su empresa de Reformas Madrid queremos que aprenda a restaurar sus muebles de mimbre. Al ser un material tan ligero, asequible y versátil se convierte en un clásico presente en los hogares españoles, puede ver sillas, lámparas, gorros, cestos, decoraciones de pared y muebles. En el caso de estos últimos existe la posibilidad de daños que son absolutamente reparables por usted mismo. ¿Quiere saber cómo? Siga leyendo este post y consiga buenos resultados.

Diferencia entre mimbre y ratán

El mimbre tiende a confundirse con el ratán debido a que son similares, pero nunca iguales. El primero de ellos se refiere al nombre de ramas flexibles y largas del género Salix (mejor conocido como sauces) fáciles de manipular en la fabricación de accesorios, además, son súper ligeras. Una de las zonas de mayor producción en España está en el municipio de Cañamares (en la Provincia de Cuenca), allí, el cultivo tradicional no solo permanece arraigado en la cultura sino que es sustento de varias familias.

Por otro lado, el ratán pertenece a la familia de las palmas y sus orígenes se conectan con Asia. El propietario que lo elija para su casa tendrá mayor durabilidad en el producto ¿por qué? Porque poseen alta resistencia a la humedad y posibles roturas, punto desfavorable en el caso del mimbre. La mayoría de los fabricantes combinan ambas fibras en su búsqueda de calidad.

Estos objetos dan a la vivienda un estilo muy mediterráneo, cercano a lo tradicional español con toques rurales pero, mantenerlos es cuestión de cumplir con una serie de cuidados importantes. A continuación le diremos consejos para cuando corresponda una restauración de sus muebles de mimbre.

Restaure usted mismo sus muebles de mimbre

Por lo general, estos muebles se utilizan en áreas exteriores como el jardín pero tampoco es que desentone en el diseño de interiores, si se organiza la disposición del salón correctamente. El mimbre de por sí:

  • Se vale de almohadones, cojines o bases acolchadas para brindar comodidad porque solos son sumamente rígidos.
  • Con el tiempo es posible observar deformidades por la cantidad de peso que soporta.
  • También el paso de los años afecta la estética y comodidad provocando molestias al estar sentado mucho rato en un mueble.
  • Si tiene uno en exteriores es casi obligado preservarlos de la lluvia y clima frío sino las consecuencias serán visibles en el deterioro de los mismos.

Lo básico: limpieza

Antes de comenzar con las respectivas reparaciones debes remover el polvo, grasa o arenilla acumulada en las fibras trenzadas de la estructura. Existen dos modalidades de acuerdo con la fabricación de la pieza, es decir, si la misma no posee cobertura alguna y es absolutamente natural usted puede limpiar con un cepillo de púas, jabón, agua y algo de tierra abrasiva a fin de desaparecer residuos que lo único que hacen es obstaculizar la labor.

Hay quienes mezclan detergente con agua o, en su defecto, agua con amoníaco y lo frotan con una toalla sobre la superficie entera. Después echan un poco de agua y dejan secar un rato para continuar con el trabajo.

En caso de que su mueble haya atravesado varias etapas de barniz es recomendable el uso de una aspiradora o una limpiadora a vapor, sobre todo, si el asiento está constantemente expuesto al flujo de aire. Cada cierto tiempo conviene realizar limpiezas profundas.

Arreglo de roturas y desperfectos

Identifique las fibras dañadas y rotas junto con agujeros que puedan haber. Evalúe el nivel de daño ¿es poco? Basta con adquirir una masilla especial o productos específicos para mimbre, en tiendas especializadas de bricolaje, y así dejar como nuevo ciertos roces o astillas levantadas. También funciona la ayuda de una pistola de encolar con cola caliente solo se dispone sobre la zona afectada y toca esperar un día o dos hasta que seque bien.

La cuestión se complica un poco cuando están bastante rotas debido a que es obligatorio sustituirlas paso a paso:

  1. Remoje las nuevas hebras de mimbre en agua antes de colocarlas en la estructura. El tiempo aproximado es de unos 30 a 45 minutos.
  2. Debe trenzar la hebra integrándola muy bien con el diseño del tejido para que no existan evidencias de daños anteriores. El entretejido debe quedar con unos cuantos centímetros al comienzo y final si no, no quedará sujetado a la perfección.

¿Pintar o barnizar?

Las dos opciones son válidas para acabar con broche de oro esta tarea DIY. El barnizado es mucho más natural al resaltar con brillo el mimbre, sin embargo, el color es el favorito de los usuarios y la preferencia suele ser pintar. Le sugerimos utilizar pintura en espray, sin duda, es más rápida esta alternativa, distribuye el color de manera uniforme entre las trenzas y está renovando igual.

Al echar el espray recuerde proteger sus manos con guantes y ponerse una mascarilla. Luego, aplique a corta distancia mientras la pulveriza lentamente. Deja secar lo suficiente y tendrá unos muebles hermosos en casa.

Queremos motivarlo/a a que haga pequeñas reformas o proyectos de bricolaje en casa es posible restaurar sofás viejos también, no sabe cuánto ahorrará aprovechando lo que tiene en casa. Hoy hemos traído el tema sobre cómo restaurar sus muebles de mimbre con el fin de que no los tire a la basura si están deteriorados, al contrario, rescátelos y mantenga en orden la decoración en exteriores e interiores. ¿Qué le ha parecido el post? Puede compartirlo en las redes sociales o dejar sus comentarios. Estamos atentos a sus necesidades.


por Rebeca Suárez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *