Cómo reparar grietas en paredes (para siempre)

Cómo reparar grietas en paredes

Las causas de las grietas en las paredes pueden ser diversas. Pero sin importar cuál sea el origen, resulta indispensable encontrar una solución definitiva, puesto que una pequeña fisura podría convertirse en una situación grave que cause mayores daños a la estructura del inmueble.  Si no tiene claro cómo hacerlo, esta información sobre cómo reparar grietas en paredes (para siempre) es justo lo que necesita. ¡Siga leyendo!

¿Por qué se forman las grietas en las paredes?

Tanto en casas viejas, como de nueva construcción, pueden aparecer grietas. Pero, ¿cuál es la razón para que esto ocurra? 

Veamos las causas principales por las que se forman grietas en las paredes:

  • En una construcción nueva los cimientos necesitan asentarse, y mientras esto sucede pueden aparecer finas grietas, que no crecerán más en el tiempo.
  • Por el desgaste, la humedad o desplazamientos en la estructura de edificaciones viejas
  • Luego de revestir las paredes con yeso, para darle el acabado final y uniforme, es probable que al secarse se vean pequeñas grietas.
  • Fugas o filtraciones de agua.
  • Vibraciones producidas por movimientos cercanos, como el tráfico intenso.
  • Por problemas en la estructura, como un hundimiento.

Importancia de una solución permanente

Las grietas no necesariamente deben ser un motivo de alarma. Sin embargo, es importante encontrar la causa y reparar a tiempo para evitar inconvenientes mayores en el largo plazo.

Una grieta que esté relacionada con problemas estructurales, si no es atendida, puede llegar a provocar el colapso de paredes o techos. Además, a través de las grietas se puede colar la humedad provocando moho y hongos.

Darle una solución definitiva a las grietas, garantiza seguridad y una mejor estética.  Las grietas harán lucir descuidada la propiedad.

Te puede interesar  Trabajos de carpintería sencillos para hacer en su casa

Tipos de grietas en paredes

Grietas superficiales y su tratamiento

Las fisuras en paredes y techos, denominadas grietas superficiales, son aquellas que se producen en la capa externa de una estructura. Por lo cual no suelen representar un problema grave ni son señales de problemas estructurales. 

Este tipo de grietas pueden ser provocadas por la contracción de material que recubre la superficie. También por el asentamiento del suelo, daños por humedad o movimientos leves en la estructura causados por sismos o fuertes vientos, por ejemplo.

Debido a que se trata de una hendidura en la superficie, repararla no es un proceso muy complicado. Generalmente, puede hacerlo usted mismo.

Grietas profundas: causas y soluciones

Las grietas profundas, por su parte, se producen en las capas internas de la pared o techo. Estas suelen ser la evidencia de un problema grave. Las capas interiores se ven afectadas por movimientos de las estructuras, por fallas en la construcción o daños por efectos del agua.  

Para reparar las fisuras graves y más profundas se recomienda la atención de un profesional. Ya que este puede realizar un estudio de la situación y determinar la raíz del problema; y luego ofrecer una solución adecuada, ya sea reforzar la estructura o reparar un daño de una tubería interna, entre otras.

Materiales necesarios para la reparación de grietas

Dependiendo de qué tipo de grieta se requerirán ciertas herramientas y materiales para repararla. Revisemos, en general, cuáles puede necesitar.

Herramientas básicas para el trabajo

  1. Espátula o cuchillo para masilla: sirve para aplicar la masilla que cubrirá las grietas. Es necesario utilizar una de tamaño acorde al de la hendidura.
  2. Paleta: se usa para alisar la masilla sobre la superficie. 
  3. Papel de lija: debe ser del grosor adecuado. Este permite, que luego que la masilla se seque, se eliminen los restos del material para que se vea uniforme.
  4. Cepillo de alambre o de cerdas duras: es necesario para limpiar la grieta y eliminar residuos y polvo.
  5. Pistola o bomba de calafateo: es una herramienta eléctrica que se usa para inyectar masilla o cemento cuando las grietas son grandes o de difícil acceso.
  6. Equipos de protección personal: como guantes y gafas.

Selección del relleno adecuado

En el mercado existe una variedad de materiales que pueden servir para cubrir una grieta. Entre los principales encontrará masilla, fibra de vidrio, cemento y revestimiento para interiores.

Al momento de elegir el relleno, le sugerimos tomar en cuenta los siguientes factores:

  • Factores ambientales, como la humedad, la temperatura o la exposición al sol, pueden influir en el rendimiento del material.
  • El presupuesto disponible y el costo del material, puede determinar el material elegido.
  • El rendimiento del material de relleno, en cuanto a durabilidad y resistencia.
  • La facilidad en la su instalación, puede afectar el tiempo y el costo de los trabajos.
  • El acabado que se busca al finalizar la instalación.
Te puede interesar  Propuestas para decorar usted mismo el bar en casa

En general, la masilla funciona en paredes de yeso y madera. Por su parte, el cemento es compatible con el hormigón y el ladrillo.

Cómo reparar grietas en paredes

Paso a paso: Cómo reparar grietas en paredes

Preparación de la superficie

El primer paso es dejar la superficie lista para iniciar la reparación. Esto se logra eliminando escombros, suciedad o cualquier residuo que pueda afectar que el sellador se adhiera bien. 

Puede que sea necesario abrir un poco más la grieta, sobre todo si es muy delgada. Para así tener mayor superficie donde el material de relleno se pueda adherir. 

Aplicación del relleno y técnicas de alisados

Una vez que haya elegido el relleno más adecuado, la forma de aplicarlo es utilizando una espátula o una bomba de calafateo. Si se decide por la primera opción, la más común, por cierto, la forma de colocar el sellador es del interior de la hendidura hacia la parte de afuera, haciendo suave presión. Con la pistola de calafateo, será necesario saber utilizar esta herramienta para poder aplicar el relleno con cuidado y de forma uniforme.

En los casos de grietas más profundas también puede ser necesario colocar en el interior de la grieta una malla de fibra de vidrio como refuerzo para luego colocar el relleno.

 Secado y acabado final

Como mencionamos antes, luego de que seque bien el material elegido como sellador, hay que alisar la superficie, para que la capa de pintura luzca uniforme.  Puede optar por hacerlo con una espátula, al momento de colocar el sellador, o con una lija luego de pasadas alrededor de 24 horas o el tiempo que recomiende el fabricante del producto utilizado para cerrar la grieta.

El acabado final se lo dará la pintura o revestimiento que decida utilizar luego de que la grieta esté por fin sellada. Solo debe asegurarse que el material coincida con el que había previamente para conservar la armonía del lugar.

Te puede interesar  Consejos para que su mudanza no sea complicada

Consejos para prevenir la aparición de nuevas grietas

Las grietas son un problema con el que ningún propietario de inmuebles quisiera lidiar, por lo que si tenemos opciones para evitarlas, será mucho mejor.

A continuación, le dejamos algunas recomendaciones que servirán para evitar surjan nuevas fisuras en sus paredes o techos:

  • Hacer inspecciones en techos y paredes anualmente. Para detectar cualquier fisura o problema estructural por más leve que sea.
  • Mantenimiento regular de las paredes.  
  • Tomar medidas preventivas durante la construcción y reforma, para que las paredes queden bien ancladas a la estructura.
  • Asegurarse de que el inmueble tenga un buen aislamiento. Esto servirá para que el material de las paredes no se expanda y contraiga por los efectos de los cambios de temperatura.
  • Evitar la humedad, así como cuidar que no existan goteras en las tuberías que acumulen agua en el interior de las paredes.
  • No colgar objetos muy pesados en las paredes.

Soluciones profesionales vs. DIY: ¿Qué es mejor?

¿Cuándo llamar a un profesional?

Si se considera capacitado para hacer el trabajo por usted mismo y cuenta con las herramientas y materiales necesarios, manejar una grieta superficial es posible. 

Sin embargo, cuando la grietas son profundas, la pared presente muchos daños en general o las fisuras estén en un muro de soporte, lo mejor es consultar a un equipo de profesionales como los de Reformas Madrid 10.

Signos como grietas que se expanden, o desprendimiento del material que conforma la pared o hendiduras en paredes construidas recientemente, deben alertar a los propietarios. Y llevarlos a solicitar ayuda de profesionales.

Ventajas de las soluciones caseras

  1. Los materiales son económicos. Y, al no tener que contratar a un equipo de profesionales, el gasto será menor.
  2. Si se trata de grietas superficiales, la reparación será sencilla y rápida.
  3. No será necesario esperar por la disponibilidad de los trabajadores de la empresa de reparación.
  4. Si conoce sobre materiales y el proceso, hacerlo usted mismo le da un mayor control de la situación.

Conclusión

Como puede ver, las grietas en las paredes requieren atención inmediata. Ya sea que decida hacer un trabajo de bricolaje cuando las fisuras son superficiales; con sellador lija y revestimiento tendrá en sus manos la solución.  Sin embargo, si no se considera apto como para hacerlo usted mismo o si observa que el problema puede ser difícil de manejar o problemas en las bases o en la estructura, lo mejor que puede hacer es llamar a los expertos.

Lo importante, en ambos casos, es saber cómo reparar grietas en paredes y estar consciente de que una reparación adecuada garantiza mayor durabilidad, para que la fisura no vuelva a ocurrir.  Además, se evitan posibles daños a futuro que puedan afectar la seguridad de quienes habitan en la propiedad o incluso reducir el valor de inmueble, por encontrarse en mal estado.


por Redaccion Reformas10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.